• Mi Cuerpo/Min Krop

¿Qué implica una amistad real?



La amistad con el paso del tiempo se convierte en un tesoro de gran valor. Es importante saber cuidar ese vínculo que se crea con personas que se convierten “en la familia que se elige”.




¿Cómo saber qué una amistad es verdadera?

Lo primero que debes saber es que la amistad surge de forma espontánea y no forzada. Ese lazo que estableces con alguien te brinda seguridad; puedes ser quien de verdad eres, sin necesidad de usar “máscaras”, ni maquillar emociones, así mismo, te escuchan sin juicios de valor, se crea un ambiente de empatía, seguridad, honestidad, buenos hábitos, entre otras cosas que apuntan hacia una combinación entre amor y admiración que sentimos hacia esa persona.

La amistad te ayuda a crecer en todos los aspectos, aconseja a hacer las cosas de la mejor manera, te acompaña y en ocasiones te indica cómo actuar cuando hay situaciones complejas. Pero como en toda relación que se construye, debe ser mutua, es decir, un tema de reciprocidad en el que no sólo compartes inquietudes y sentimientos en común, sino que, además, estás con la disposición de ofrecer el mismo afecto que recibes y, sobre todo, basado siempre en el respeto que ayuda a construir la confianza.


Con el transcurso del tiempo notaras que hay falsas “amistades”, que por lo general se basan en envidias, hipocresías, intereses materialistas. Que no aportaran nada positivo a tu vida, terminan siendo una mala influencia y con el tiempo hasta pasan a ser dolorosas porque se construyen en las violencias mencionadas anteriormente.

¿Cómo es el comportamiento?


Te influencia o te incita a cambiar en tu manera de actuar, de comportarte y te lleva a mostrarte como alguien que en esencia no eres. Por ende, es importante saber poner tus propios límites, reflexionar si sientes comodidad al realizar actividades que te inciten a hacer y que pueden ser nuevas para ti, con ello evitas la influencia negativa que ciertas personas pueden tener.


Ten en cuenta que una amistad negativa, raras veces esta cuando le necesitas, por lo general está junto a ti cuando le conviene tu amistad, no se preocupa por tu bienestar, no reconoce sus errores, te pueden tratar mal física o verbalmente, no respetan tus limitaciones, te hacen sentir inútil y que vales menos como persona, te juzga a ti y a las decisiones que tomas.


Es importante que reconozcas este tipo de amistades porque se pueden aprovechar de tus momentos difíciles y del afecto que ofreces. Cuando una relación entre una o más personas pasa de blanco a negro, pierde su carácter amistoso y empieza a afectarte negativamente. En el siguiente cuadro se hace una comparación entre una amistad positiva y una amistad negativa que puede ayudarte al momento de saber si te rodean amistades que contribuyen a tu crecimiento personal y emocional o si, por el contrario, es momento de poner límites en tu círculo social.




27 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo