• Mi Cuerpo/Min Krop

Cuerpo y tatuajes: Conversación con un tatuador.

Hace un tiempo pensaba en la relación que tenemos con nuestro cuerpo y cómo nos apropiamos de él, por ejemplo, a través de las modificaciones corporales, ya sean cirugías estéticas, perforaciones o tatuajes. Se me vinieron a la mente varias preguntas y tuve una conversación muy larga con Sael Chavero, un tatuador, que por cierto está muy tatuado, aquí un resumen de esa charla.



¿A los cuántos años comenzaste a tatuarte y qué fue lo que te tatuaste?

Mi primer tatuaje me lo hizo un amigo cuando tenía 12 años, me tatuó cerca a la muñeca un símbolo famoso entre la comunidad skate en esos tiempos. Decidí tatuarme eso porque me sentía identificado con los patinadores y artistas de rock n’ roll; yo los veía tatuados y soñaba llegar a mis 21 años tatuado, me hacía sentir dueño de mi cuerpo. Pero ese tatuaje no me quedó bien, se cayó la tinta, menos mal porque mis papás me hubieran regañado horrible.


Entonces podría decirse que mi primer tatuaje me lo hice a los 21 años, mi hermano mayor recién se había tatuado y vi que era muy fácil tatuarte, es decir, sacar una cita, explicarle al tatuador tu idea e ir a que te hagan el tatuaje, me pareció tan fácil que comencé a hacerlo, claro teniendo dinero y siendo mayor de edad, entonces me sentí muy bien conmigo mismo y comencé a tatuarme más.


Ahora ¿Cuántos tatuajes tienes?

Ya perdí la cuenta, yo creo que cerca de los 50 tatuajes y los que me faltan.


¿La relación con tu cuerpo cambió después de que te tatuaste?

Claro, completamente. Comencé a ver que es mi cuerpo. Hace tiempo conversaba con alguien que mucha gente no conoce su cuerpo hasta que comienza a tatuarse o a hacerse modificaciones, ya sea desde ejercicio para modificar el cuerpo, perforaciones, incrustaciones o cirugías estéticas. Tenemos un cuerpo, pero no somos conscientes de cada una de sus partes, en este caso, cuando comienzas a tatuarte, siento yo que comienzas a reconocer tu cuerpo.


¿Qué sensación te da al mirarte al espejo y verte tatuado?

Yo me veía en el espejo cuando era niño y me daba mucha curiosidad, me preguntaba ¿sí soy ese cuerpo que veo en el espejo? Es decir, no me sentía yo el que estaba ahí reflejado. Ahora que me veo al espejo me gusta lo que veo, veo mis tatuajes y veo que cada tatuaje va formando mi cuerpo, me es muy agradable, algo que también que me pasa desde que me dejé la barba.


¿Recuerdas a tu cuerpo sin tatuajes, cómo te sentirías sin ellos?

No me acuerdo que es no tener tatuajes, tal vez porque lo deseaba mucho. Hace poco mi mamá saco unas fotografías en las que no tenía tatuajes y me sentí muy raro, como si viera a otra persona.


Sin tatuajes me sentiría tal vez vacío, como si me faltara algo para completarme, los tatuajes son ahora parte de mi identidad. Todo lo que traigo tatuado habla de mí, son cosas que me gustan o cosas que hablan de mis raíces o mi historia. ¡Ves mis tatuajes y sabes qué me gusta! Por ejemplo, puedes ver que soy fan de Star Wars, que me gusta la música, puedes ver qué películas me gustan, etc.


¿Cuál es la parte de tu cuerpo que más te gusta? ¿La tienes tatuada?

Creo que mi cara, me gusta mucho mi perfil. No la tengo tatuada aún, pero sí he pensado tatuarme en la frente, arriba de una ceja, una frase que significa mucho para mí, la verdad lo haría por puro gusto, creo que estéticamente se ve muy bien.

Me he dado cuenta que cuando tatuó busco la estética del tatuaje, que se les vea bonito, en mi caso, tengo muchas ganas de tatuarme el rostro porque siento que se ve muy bonito, pero sería lo único que me tatuaría. Pero no lo he hecho aún porque pienso que tal vez, en el futuro, necesitaré no tener la cara tatuada.


¿Cuál es la parte de tu cuerpo que más te disgusta? ¿La tienes tatuada?

Mi abdomen, por mi barriga. No la tengo tatuada aún, porque tengo la ilusión de algún día perder la barriga con ejercicio y tatuarme ahí unas letras.


Es muy interesante, como la parte de tu cuerpo que más te gusta y la que más te disgusta, no las tienes tatuadas.

Es verdad, no lo había pensado.


¿Cuánto tiempo tienes tatuando y por qué decidiste comenzar a tatuar?

Tengo 9 años tatuando. Comencé a aprender a tatuar cuando estaba estudiando la universidad, quería un trabajo bien pagado para comprarme una batería porque también me gusta mucho la música, en ese momento lo vi como un medio para lograr un fin, pero al pasar de los años el tatuaje me atrapó y en una conversación con un profesor de la universidad, me preguntaba si yo estaba haciendo lo que me gustaba, que si en verdad estaba aprovechando el tiempo estudiando la universidad. Me incentivó a afrontar el miedo y a dedicarme a algo que me apasionaba y amaba, aunque eso implicara dejar la universidad, pero mejorar en el tatuaje, estudiar, especializarme y ser un buen tatuador.


Aunque cerraba una puerta, otra se estaba abriendo desde el arte, porque el tatuaje es un arte al igual que la música, entonces el mundo del tatuaje me estaba arrastrando a un mundo increíble y me encantaba. Después de unos meses dejé la universidad para comenzar a tatuar y me comencé a tatuar mucho más.

El mundo del tatuaje me ha dado muchas libertades y logros, desde ser dueño de mi tiempo hasta ver la cara de satisfacción de muchas personas cuando termino su nuevo tatuaje.


¿Para ti qué significa plasmar un tatuaje en el cuerpo de otra persona, pensando en que es un cuerpo que tiene muchas historias, pensando en que esa persona tiene partes de su cuerpo que le gustan y otras que no le gustan?

Tal vez es ayudar a la gente a que sienta lo que yo también he sentido, esa aceptación a sí misma o esa apropiación de su cuerpo, que es el espacio más íntimo y que todo el tiempo está ahí. Siento un gran placer al ayudar a la gente a plasmar alguna historia que quieren recordar para toda su vida o por el contrario, tapar para siempre la cicatriz de una historia que quieren borrar; para mi es una sensación muy hermosa el decirle a la gente “ya terminamos, mírate en el espejo” y me ha tocado gente que termina llorando.

He hecho muchos tatuajes de tapar estrías o cicatrices de alguna cirugía, ya sea médica o estética; incluso he tatuado pezones a personas que han sido sobrevivientes de cáncer de mama; eso para mí es una satisfacción muy grande cuando cumplo el deseo de una persona de verse o sentirse bien.



¿Qué te hace sentir o qué piensas de que una obra tuya habita un cuerpo y recorre el mundo?

En el mundo del tatuaje se les llama lienzos vivos. Se siente increíble sobre todo que la gente vaya presumiendo sus tatuajes e incluso recomendando mi trabajo, así ha llegado mucha gente conmigo porque ven mi trabajo en el cuerpo de alguien más. Se siente como un logro muy grande, me imagino, como si me estuviera graduando de la universidad.

Porque la presión que tengo al tatuar a alguien, a hacer algo muy bien hecho, pulcro, hermoso, es muy alta todo el tiempo y si a la persona le encanta pienso: ¡Lo logré!


¿En tus clientes, has visto qué ha cambiado la relación con su cuerpo o autoestima después de que les tatuaste? ¿Qué te hace sentir eso?


Sí, lo veo en varios momentos, por ejemplo, cuando veo como presumen su tatuaje en sus redes sociales, muchas veces ya no les importa cómo se ve su cuerpo o qué piensa la gente de sus cuerpos, sino la intensión es que miren su tatuaje que les encanta.

En los casos de tapar cicatrices, veo esperanza, es como si se sintieran completas, así lo interpreto yo. No sé qué palabras poner, pero seguro has visto videos de bebés que no ven y cuando es ponen los lentes se sorprenden, se emocionan, sonríen, así lo siento yo.


Hace tiempo tatué a una persona, le tapé una cicatriz y me contó que comenzó a usar bikini, algo que hace mucho no hacía por vergüenza de su cicatriz, la gente miraba mucho su tatuaje y eso a ella la hacía sentir mucho mejor.


¿Tienes alguna historia o anécdota para compartir?

Tengo muchas, algo curioso es la apertura de la sociedad a los tatuajes. He visto que antes los hombres se tatuaban piezas grandes y las mujeres cosas muy pequeñas y delicadas, ahora las mujeres se hacen piezas muy grandes y visibles.

También conocí a una señora que a sus 70 años llegó a tatuarse por primera vez, yo le hice su primer tatuaje en la muñeca, algo muy pequeño, ahora está llena de tatuajes y perforaciones, han pasado muchos años, ya llega en silla de ruedas a tatuarse; me contaba que por muchos años tuvo que cumplir las expectativas que su familia quería, casarse con cierta persona, vestirse de tal manera, etc. Dice que ahora que han pasado los años quiere hacer lo que siempre quiso, ser ella y eso para ella implica llenarse de tatuajes.


Algunas cosas que debes tener en cuenta antes de tatuarte:

  • Debes ser mayor de edad o tener el permiso y compañía de tu familiar o cuidadores.

  • Debes pensar muy bien el diseño, el tamaño y la zona del cuerpo, es algo permanente, así que deberías haberlo pensado ya muy bien.

  • No te dejes llevar por lo barato, busca al artista que más te convenza, que te guste su trabajo; así implique ahorrar un poco más.

  • El lugar debe cumplir con medidas de bioseguridad, pues al final el tatuaje es una herida en la piel y hay que tratarla con higiene y cuidados.

  • Ten en cuenta que cada persona tiene un umbral diferente del dolor y se consciente que e proceso del tatuaje tardará horas, así que probablemente sea doloroso.

  • Sigue los consejos y cuidados durante la curación.


-Una conversación entre Norí Elizondo y Sael Chavero

26 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo