• Mi Cuerpo/Min Krop

¿Qué hago con esta cuarentena?

Actualizado: 21 de oct de 2020





A medida que la cuarentena se va alargando, van creciendo los sentimientos de incertidumbre y los cambios en nuestro día a día nos puede causar ansiedad y desgano. Este tiempo es distinto para cada persona y cada uno lo afronta de manera distinta, pero aquí les tenemos varios consejos para pasar el resto de la cuarentena y mantenernos saludables. Puedes mirar y ver cuáles pueden funcionar para ti.



Mantén tu horario: Algo que nos puede hacer sentir que hemos perdido el control es dejar a un lado el horario que solíamos manejar. Esperamos tres días para bañarnos, nos quedamos viendo memes hasta las 3 de la mañana, y nos despertamos a las 12 del día sintiéndonos como si pasó todo el día y ya no se puede hacer nada más.


¡Es hora de retomar el control! Lo ideal es asegurar entre 9 y 10 horas de sueño que necesitas como adolescente: si te duermes a las 11pm, te puedes despertar a las 8am, si tienes que madrugar a las 7am para tus clases virtuales, te puedes dormir a las 10pm. Puedes modificar tu horario dependiendo de tus necesidades. Podemos utilizar la alarma del celu o pedir que alguien más madrugador nos levante.


Otro elemento importante de nuestros horarios es la alimentación. Si nos despertamos tipo 9am, nos da el tiempo para desayunar y tener hambre para cuando llegue el almuerzo, y si nos dormimos a buena hora, no vamos a querer comer a las 3 am después de haber cenado. Además, alcanzamos a comer con los demás integrantes del hogar y socializar, si es una posibilidad en tu situación particular.


También es recomendable mantener los hábitos de higiene y cuidado personal. Nos debemos bañar todos los días, cepillar los dientes al menos por la mañana y por la noche, peinarnos y lavarnos la cara. Si tenemos otros hábitos como arreglarnos las uñas, hacer mascarillas, o demás, debemos mantener esos hábitos. No porque lo más importante es vernos bien todo el tiempo, sino para mantener esas cosas que hacíamos antes, hábitos que son normales y parte de nuestra rutina.



Si se nos dificulta planear las cosas, podemos hacer un horario a lápiz y papel. Para iniciar, recomendamos hacer una lista de cosas que quieres hacer, las puedes separar por temas como, por ejemplo: Sueño, higiene, tareas, organización, etc.… para luego añadir estas cosas a tu horario. Puede ser sencillo, los días de la semana y una lista de cosas que quieres hacer, o más preciso, con las horas del día y a qué hora vas a hacer cada cosa. Acuérdate que este horario puede ser flexible, si hay algo que no alcanzaste a hacer un día, lo puedes hacer al siguiente.


Es hora de movernos: Con poco espacio, podemos pensar que es imposible hacer ejercicio, pero algo tan sencillo como correr en el puesto o hacer estiramientos puede ser beneficiosos para nuestros cuerpos. Si sientes que se te ha dificultado dormir, puede ser por tener energía sin gastar y hacer ejercicio puede ayudar a normalizar nuestro horario de sueño. Hay muchos videos en YouTube de ejercicios sencillos o yoga para inspirarnos. Recomendamos buscar “ejercicios para principiantes en casa” y “yoga para principiantes”, puede que les termine gustando más de lo que pensaban.


¡Socializa!: Solo porque no podemos vernos físicamente con nuestras amistades del colegio, no significa que se quedan en el olvido. Puede ser una buena idea escribir y llamarles de vez en cuando para pasar el rato hablando, chismoseando, y riéndonos. Hablar con otras personas nos puede ayudar a bajar el estrés y si hay algo que nos preocupa, contárselo a alguien nos puede ayudar a sentir mejor. Las videollamadas también pueden ser divertidas.



Aprovecha a tu familia: Este tiempo es ideal para trabajar la relación con nuestra familia. Ya sea con nuestra mamá, papá, hermanos, hermanas, primas, primos, abuela, abuelo quien sea con quien estemos viviendo. No pasemos todo el tiempo encerrados en el cuarto. Aunque la relación con nuestra familia no sea la mejor, se puede aprovechar este tiempo para hacer actividades cortas con ella. Podemos comer juntos, charlar, ver una peli, jugar parqués, dominó, stop u otro juego. Estas actividades no solo nos ayudan a pasar el rato y relajarnos, sino que ayudan a fortalecer esos lazos familiares. Puede que salgan de la cuarentena más unidos.


Organicemos: ¿Cuándo fue la última vez que le hiciste una limpieza profunda a tu cuarto? No nos referimos solo a tender la cama o doblar la ropa; con este tiempo libre se puede sacar toda la ropa del armario, revolcar el cajón que tiene de todo y ver qué hay debajo de la cama. Podemos ver qué ropa tenemos, si hay algo que queremos regalar, si hay zapatos llenos de polvo, si queremos botar las cartas que nos hizo nuestra expareja, hacer una limpieza bien profunda. Si sentimos que es demasiado trabajo, podemos iniciar con un área, aunque solo sea una esquina y cada día tener un logro pequeño. Incluso podemos empezar con el maletín del colegio, a ver que no se ha quedado una coca sin lavar.



Estímulo mental: Si ya no tienes clases, o muy poco qué hacer, puedes decidir si quieres ser una papa tirada en la cama viendo memes, Netflix, o tik toks, pero también tienes la oportunidad de estimular tu cerebro un poco más. Hay muchas aplicaciones para aprender otro idioma, a dibujar, practicar matemáticas, juegos de cultura general, origami, cocina, entre miles de aplicaciones y vídeos más. Si hay tiempo libre, podemos aprovecharlo para aprender algo nuevo o mejorar alguna habilidad que ya tenemos. También podemos leer blogs, como este, o algún libro. Te dejamos un par de links donde puedes leer libros gratis en línea: https://freeditorial.com/es y https://booknet.com/es.


Estas actividades no solo ayudan a estimular el cerebro y nos permite un sentimiento de logro, sino que también pueden ser métodos para expresarnos. El dibujo, la pintura, la escritura, la poesía, el baile, el canto, entre otras actividades son especialmente útiles para expresar lo que sentimos.



Uno con la naturaleza: ¿Cuándo fue la última vez que te acostaste a ver las nubes o contemplaste la luna? No hace falta ir a una galería de arte para ver algo hermoso. Podemos tomarnos unos minutos para apreciar lo que tenemos alrededor, oler la lluvia, etc.

A medida que la cuarentena se va alargando, van creciendo los sentimientos de incertidumbre y los cambios en nuestro día a día nos puede causar ansiedad y desgano. Este tiempo es distinto para cada persona y cada uno lo afronta de manera distinta, pero aquí les tenemos varios consejos para pasar el resto de la cuarentena y mantenernos saludables. Puedes mirar y ver cuáles pueden funcionar para ti.


Otros recursos:

Estos son algunos de los consejos que tenemos para lidiar con la cuarentena y cuidar nuestra salud mental. En caso de que sientas que necesitas ayuda, hay varias líneas de atención a las cuáles puedes acudir de manera gratuita:


“La Línea 141 es una línea gratuita nacional que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar pone a disposición de todo persona adulta o menor de edad que necesite reportar una emergencia, hacer una denuncia o pedir orientación sobre casos de maltrato infantil, violencia sexual, acoso escolar, trabajo infantil o consumo de sustancias psicoactivas, entre muchas otras situaciones que amenacen o afecten la vida e integridad de un niño, niña o adolescente.”



Puedes hablar con un profesional en salud mental en la línea 106.


El Colegio Colombiano de Psicología tiene un directorio completo para cada departamento donde puedes llamar para hablar con un profesional, algunos inclusive tienen opción de chat por WhatsApp. https://www.colpsic.org.co/aym_image/files/TELEFONOS%20SALUD%20MENTAL.pdf


Cada persona tiene distintas condiciones en esta cuarentena, pero nadie está sola o solo.

29 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo